lunes, 31 de marzo de 2008

la vida sin internet

pues sólo saludando
ha pasado un tiempecito... joder, dos meses, bueno.
mi buhardillita tiene sus cosas lindas, pero eso de no tener internet... creo que había olvidado que se puede vivir sin él. creí que era parte de mí, pero no! descubrí que hay un mundo ahí afuera, y no sólo eso, sino que además hasta hace unos días tampoco tenía tele. así que nada, a escuchar musiquita (en la lap que tampoco hay aparato de sonido), leer leer leer tomar notitas y leer y caminar y leer y fumar y yo qué sé. he vuelto a la comunicación epistolar con las amistades y nada, esa es mi vida.
pasa también que hay un rincón en mi hogar al que llega una leve señal de alguien que ha tenido la gentileza de no poner ninguna contraseña (gracias vecino). el asunto es que es al final de un estrecho pasillito y es en la habitación de rocío (mi compañera de piso) así que casi prefiero ir a un café internet. como a casa de mi amigo francisco, que no es un café, pero sí me dan té gratis. lo malo es que cuando he ido me está hablando todo el rato, lee lo que escribo y me presiona para que me dé prisa y vayamos por una caña, así que tampoco funciona muy bien aquello.
así que hoy he venido a este incómodo rincón del hogar a contar tonterías

1 comentario:

machequina dijo...

Te extrañaba pájara pinta, estos medios de comunicación de ahora la ponen a una más ansiosa. Si se tratara de una carta por correo aéreo ya sabríamos que va a tardar, pero la inmediatez del internet inalámbrico sólo nos quita el gusto de la espera. Te mando un beso.